sostenibilidad empresarial

Qué es la sostenibilidad empresarial y cómo desarrollarla

Durante las últimas décadas se ha tomado conciencia de la necesidad de cambiar el modelo económico actual hacia uno que incorpore la sostenibilidad en el centro garantizando un el equilibrio social y medioambiental. Por este motivo, el concepto de sostenibilidad empresarial se está convirtiendo en una de las líneas claves de negocio en pequeñas y grandes empresas. En este artículo te contamos qué es la sostenibilidad empresarial y algunas de sus claves. 

¿Qué es la sostenibilidad empresarial?

El concepto de sostenibilidad hace referencia a “equilibrio” y puede contemplarse desde distintos prismas: económico, social y medioambiental. 

Cuando hablamos de sostenibilidad empresarial nos referimos a la contribución de la empresa al desarrollo sostenible: su capacidad para satisfacer las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras a satisfacer las suyas. 

Características de la sostenibilidad empresarial

Las empresas son uno de los grandes agentes de cambio de la sociedad. Como tales, tienen la responsabilidad de incorporar prácticas medioambientales y sociales en su actividad.  No obstante, existen distintos niveles a la hora de incorporar la sostenibilidad en las empresas:

  • Higiénico o mínimo: en este nivel se encuentran aquellas empresas cumplen con la legislación vigente, monitorizan su desempeño social y medioambiental y lo reportan convenientemente. 
  • Nivel estratégico: se corresponde con aquellas empresas que incorporan los aspectos de sostenibilidad en la toma de decisiones de la empresa. 

La sostenibilidad empresarial abarca a este último grupo de empresas que presentan las siguientes claves:

  1. Cuentan con una estrategia de sostenibilidad sólida que tiene en cuenta sus aspectos materiales y que, por tanto, son relevantes para la empresa. 
  2. A partir de dicha estrategia, se fijan objetivos medioambientales y sociales ambiciosos y trabajan para conseguirlos. 
  3. La sostenibilidad se integra en las distintas áreas de la compañía como un elemento de gestión más allá de la comunicación al exterior. 
  4. Los aspectos más relevantes de sostenibilidad se reportan en los máximos órganos de gobierno de la organización, tanto para realizar un seguimiento de su desempeño como para incorporarlos en sus decisiones. 

Para este tipo de empresas, la sostenibilidad se presenta como una oportunidad para la mejora de sus resultados de negocio, su posicionamiento y su permanencia en el largo plazo. 

¿Cómo desarrollar la sostenibilidad empresarial?

A la hora de trabajar estrategias de sostenibilidad en las empresas, es necesario establecer unos objetivos previos. Esto nos ayudará a concretar las acciones que posteriormente implementaremos en la organización. Una vez hayamos definido los objetivos, según las necesidades de la empresa, se podrán poner en marcha diferentes acciones. Estas son algunas de las estrategias más utilizadas:

  • Implicar a la alta dirección de la compañía
  • Incorporar los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) a su negocio y priorizando.
  • Realizar un análisis de materialidad para determinar cuáles son los aspectos más relevantes para el negocio de la empresa y sus grupos de interés y en los que por tanto se debe poner foco. 
  • Definir una estrategia de sostenibilidad sólida, rigurosa y alcanzable que marque la dirección en la que la empresa debe avanzar. 
  • Establecer objetivos propios para transformarlos en objetivos empresariales e integrarlos en la estrategia de la empresa.
  • Integrar los aspectos de sostenibilidad en las distintas áreas de la empresa, así como en la gobernanza de la compañía. 
  • Informar y comunicar al resto de la compañía, lo que facilitará el trabajo de divulgación de la información corporativa, el acceso a dicha información por las partes interesadas y el conocimiento general sobre el conjunto de prioridades compartidas.

Ventajas de aplicar la sostenibilidad en las empresas

La sostenibilidad empresarial se ha convertido en un activo estratégico para las empresas porque: 

  • Mejora la eficiencia en el uso de recursos, reduciendo costes para la empresa y el usuario final.
  • Genera nuevas fuentes de ingresos derivados de la economía circular, como puede ser la identificación de residuos que puedan ser utilizados por otras empresas como materias primas.
  • Participa en la cadena de valor de otras organizaciones (como proveedores y clientes), incluyendo las administraciones públicas, que han empezado a incluir cláusulas ambientales en sus procesos de compra y contratación y a desarrollar medidas para impulsaraa la industria hacia el desarrollo de productos cada vez más sostenibles y seguros para la salud.
  • Desarrolla productos y procesos innovadores de mayor calidad a través de la incorporación de la variable ambiental y social en el proceso de diseño, lo que los diferenciará de los de la competencia, posibilitará acceder a nuevos mercados, etc.
  • Mejora su reputación, lo que puede permitir conseguir más clientes y reducir el riesgo de perder los que tiene debido a una mala imagen de la empresa.
  • Puede convertirse en una mejora en el compromiso de los empleados, puesto que estarán contribuyendo en objetivos más allá del beneficio económico de la empresa.
  • Atrae inversión

El compromiso de las empresas españolas cada vez es mayor. La sostenibilidad en las empresas se ha convertido en un recurso clave estratégico y en una necesidad competitiva. Las organizaciones que operan de manera sostenible, son hoy en día más rentables y resilientes.

¡Descubre más sobre sostenibilidad empresarial en nuestro blog y cómo desarrollarla en tu estrategia de impacto social!

Share on twitter
Share on linkedin

¿Te suscribes a nuestro blog?

Deja un comentario