Stay Curious 6

EL IMPACTO SOCIAL EMPRESARIAL, UNA TENDENCIA REFORZADA POR LA CRISIS

Desgraciadamente el Covid ha hecho que muchos sectores económicos sufran y vayan a sufrir durante los próximos meses y años. Solo unos pocos, entre los que están el tecnológico y el de salud, parece que pueden salir reforzados de esta dura realidad. Pero hay una corriente que es trasversal a todos los sectores que sale reforzada por el Covid: El Impacto Empresarial.

¿Sabías hace un año lo que significaba ESG, GRI o SASB? ¿Sabías que los ODS, además de ser 17, tienen metas e indicadores específicos? ¿Habías oído hablar de Larry Fink y de sus cartas anuales a los CEOs? ¿Sabías lo que era una empresa BCorp? ¿Te importaba el análisis de materialidad de tu compañía?

Mira hacia adelante. ¿Crees que Black Rock y otros inversores van a ser menos exigentes en el reporte de impacto de las empresas donde invierten? ¿Que la medición del impacto que generan las empresas va a ser menos objetiva que hoy? ¿Que los compromisos medioambientales y sociales van a ser secundarios? ¿Que los consejos de administración no van a tener que estar al día de estos avances? ¿o que el propósito empresarial no se va a medir y comparar entre competidores?

El viaje del impacto se está acelerando y como pasa muchas veces cuando parecía que ya se tenían identificadas las respuestas ante este cambio de paradigma las preguntas han vuelto a cambiar.

Estratégico en los comités de dirección

En los próximos meses vamos a ver rankings y benchmarks de grandes compañías a nivel mundial y nacional describiendo con información pública las actuaciones en términos de sostenibilidad, compromiso social y gobernanza de estas compañías considerando todos sus grupos de interés.  Hace un par de años esto no era importante ni estaba en el radar de los comités de dirección, pero hoy es cada vez más estratégico.

Hay empresas que vieron venir esta tendencia, que van por delante y aprovechan ya el impacto para fortalecer el centro de su negocio. Pero la gran mayoría están empezando a ser conscientes de sus carencias ante esta nueva variable que deben incorporar en sus decisiones operativas y estratégicas.

¿Por dónde empezar o hacia dónde continuar? Cada empresa está en un momento singular en este viaje del impacto empresarial, pero a casi todas les pueden interesar estas reflexiones.

¿Están ordenadas las actividades medioambientales y sociales de tu empresa? ¿Hay un único documento, cuadro de mandos o plataforma que permita ver todo lo que se está haciendo? ¿Se están monitorizando estas actuaciones? ¿Tienen KPIs y planes de mejora?

Para un 43% de las empresas es un tema urgente

Hay un mundo de oportunidades delante de nosotros. Un mar de preguntas que las compañías, hoy más que nunca, se están planteando para afrontar los retos que la crisis y la nueva realidad ya han puesto encima de la mesa de los directivos de medio mundo.

Según el informe 2020 Zeno Strength of Purpose, 9 de cada 10 consumidores analizados en 8 países, desde EEUU, Canadá, Reino Unido, Francia, India o Malasia, entre otros, aseguran que premian a las empresas que generan un impacto positivo en el mundo. Compran los productos de esas marcas 4 veces más, les apoyan en momentos difíciles hasta 6 veces más, les recomiendan 4,5 veces más y confían en la marca 4 veces más.

El mercado premia a las empresas con propósito y castiga a las que no lo tienen. Esa es ya parte del nuevo paradigma empresarial. Y por eso, para el 43% de las empresas la responsabilidad corporativa y las políticas de sostenibilidad se han convertido en un tema urgente. Y entre las grandes, una de cada dos asegura que es una prioridad, según la “Encuesta impacto de la Covid-19 en las organizaciones” del Impact Hub.

Ahora, como nunca antes, lo recomendable se ha convertido en necesario y lo previsto en urgente. Las prioridades están cambiando.

Share on twitter
Share on linkedin

¿Te suscribes a nuestro blog?

Deja un comentario

Share on:

Share on twitter
Share on linkedin